/ Cine de Autor / Sólo Dios Perdona

Sólo Dios Perdona

Alfredo Bonzo on 3 Enero, 2015 - 2:31 pm in Cine de Autor, PELÍCULAS
Solo-Dios-perdona-poster-cartel sólo dios perdona

Crítica: Sólo Dios Perdona, de Nicolas Winding Refn, con Ryan Gosling

 

Título: Sólo Dios Perdona (Only God Forgives). Año: 2013. Duración: 89 min. País: Francia. Director: Nicolas Winding Refn. Guión: Nicolas Winding Refn. Música: Cliff Martinez. Fotografía: Larry Smith. Reparto: Ryan Gosling, Kristin Scott Thomas, Vithaya Pansringarm, Rhatha Phongam, Gordon Brown, Tom Burke, Sahajak Boonthanakit, Pitchawat Petchayahon, Charlie Ruedpokanon, Kovit Wattanakul, Wannisa Peungpa, Byron Gibson.

Ryan Gosling es Edipo Rey en Sólo Dios Perdona

Echando un vistazo a la ficha técnica de Sólo Dios Perdona (Only God Forgives,  2013) llama la atención algo que a gran parte del público le ha pasado completamente desapercibido: la producción de la cinta es francesa y danesa. Su director, Nicolas Winding Refn, ha financiado esta película con capital no americano, aunque las nacionalidades del equipo técnico y artístico se dividan entre norteamericanos, asiáticos, y en menor medida europeos. Este cúmulo de circunstancias son un indicativo de la distancia, ya de entrada, que guarda con la anterior obra del cineasta danés, también protagonizada por Ryan GoslingDrive (2011). Si Drive fue una jugosa aventura norteamericana, que además aupó al realizador a la categoría de cineasta de culto, y abrió el abanico de posibilidades comerciales de su actor protagonista, Sólo Dios Perdona es un título que se encuentra más próximo al ejercicio de autor que a la medida, pero proporcionada y  satisfactoria, rememoración de los clichés ochenteros de Drive.

solo-dios-perdona-con-kristin-scott-thomas sólo dios perdona

Sólo Dios Perdona puede ser calificada de esteticista, hipnótica, barroca, pulp, neonoir…un montón de calificativos que sirven a la crítica para divagar sobre el sentido exacto de la película; si dichos calificativos, y otros muchos que se le pueden asignar, pueden ser legítimos, Refn, al igual que hizo con otras obras tan visualmente poderosas como Valhalla Rising (2009), realiza una metalectura de asuntos que poco tienen que ver con lo mundano. Sólo Dios Perdona es una película que obviamente tiene un hilo narrativo neonoir: una familia norteamericana afincada en Tailandia se dedicada al tráfico de drogas, el hermano mayor de Julian mata a una joven prostituta, hecho que da lugar a una brutal cadena de venganza; y a pesar de eso hay elementos que necesitan de una visión holística para obtener una panorámica de conjunto de esta obra tan magna como vasta que es Sólo Dios Perdona. Estos factores nos llevan al sumun de la desesperación a la hora de interpretar la película: la infame familia regenta un gimnasio de boxeo thai como tapadera a sus negocios sucios, Refn incorpora a las artes marciales al igual que el cine negro clásico norteamericano usa el boxeo tópico y subterfugio temático en numerosos títulos. Enfrentado a la familia de Julian, el inspector Chang (Vithaya Pansringarm) se erige como vengador de las afrentas que unos y otros se realizan, con un machete con el que imparte una justicia brutal y expeditiva.

ryan-gosling-only-god-forgives-solo-dios-perdona sólo dios perdona

El personaje del inspector Chang, antagonista de Julian y toda su familia, es de una importancia vital para comprender el significado, si se quiere llamar, trascendente, de la película. Junto a él, el personaje de la madre de Julian, Crystal, interpretada por Kristin Scott Thomas, representan los polos de un psicodrama que, visto desde su significado metalingüistico, tiene menos que ver con una trama de cine negro o de artes marciales que con la puesta en escena de un drama de la antigüedad clásica, con un potente y evidente componente edípico, desencadenante real de todos los sucesos de la película. En este enfrentamiento de fuerzas  “divinas”, cada uno de los personajes asume un rol diferente y claramente marcado, sumándose la figura de ángel vengador y juez “olímpico” implacable al inspector Chang. Estas referencias, poco exploradas por los que se han acercado a analizar la película, son retratadas en numerosos momentos del film: los comentarios que hace Crystal sobre el tamaño del pene de sus hijos o aquellos planos en los que el inspector Chang se funde con la estatua de un mítico luchador.

Sólo Dios Perdona, con Ryan Gosling sólo dios perdona

Nicolas Winding Refn divide la ambientación de la película en tres mundos diferentes. El primero, el de la extraña y monocromática morada de Julian, donde su única compañía es la de la prostituta Mai, con una decoración llamativa, donde el operador de fotografía realiza un trabajo espectacular, en la línea de la tendencia que Refn inauguró con el cromatismo chillón de Drive. El segundo es el de los clubes de alterne que frecuenta el inspector Chang y sus agentes, un universo de multitud de matices cromáticos, siempre repleto de consortes y abierto a esporádicos episodios de diversión como el karaoke que se marcha Chang en un par de ocasiones. El tercero es el más mundano y corresponde al pueblo llano, las calles de Bangkok, de día o de noche, más abigarrado y sórdido que el homogéneo retrato que Refn hace de los otros dos ambientes. Estos tres marcos, en su globalidad, forman un tríptico cielo-tierra-infierno donde el psicodrama Only God Forgives (Sólo Dios Perdona) escenifica una lucha divina de brutales consecuencias.

Sólo Dios Perdona, de Nicolas Winding Refn sólo dios perdona

La violencia vista por Nicolas Winding Refn es seca y brutal, también tramposa, no duda en poner en manos del inspector Chang un arma mágica que se saca de su espalda, a modo de materialización imposible, convirtiendo este hecho en uno de los atributos mágicos del vengador. La secuencia del tiroteo en el café es exagerada y en exceso complaciente con la necesidad quizás de incluir una pieza de acción en la película. De cualquier modo, la brutalidad que Refn exhibía en Valhalla Rising o en Drive es marca de fábrica también en Sólo Dios Perdona, un modo de tratar la violencia acorde con las secuelas que han dejado en los últimos años diversas corrientes de cine violento, apostando por una visión más cruda y realista.

Sólo Dios Perdona, con Kristin Scott Thomas sólo dios perdona

Uno de los principales problemas de Sólo Dios Perdona, según el espectador que realice el visionado, es el hieratismo de los actores. Los papeles encomendados requieren de una frialdad e inmovilidad interpretativa acorde al psicodrama que se desarrolla. Quizás este aspecto no ha sido debidamente valorado y es el objeto principal de todas las críticas, a salvedad de la dificultad en la comprensión de la historia, pero el tiempo dará la razón a la dirección artística que Nicolas Winding Renf hace del aparentemente limitado Ryan Gosling, protagonista y centro dramático alrededor del que gira la historia. Sólo Dios Perdona es un film hecho desde la independencia artística, sin entrar en pretensiones netamente comerciales -excepto por la elección del popular Ryan Gosling como gancho para atraer a más público-, lejos del encargo llevado a buen puerto que fue Drive, y finalmente demostrando que el director danés es no ya una promesa sino uno de los realizadores más preclaros de la actualidad, incluido dentro de esa exigua lista en la que también figuran a Dennis VilleneuveDuncan Jones o Peter Strickland.

2 POST COMMENT

Send Us A Message Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comments
  • 11 Abril, 2015

    Lemetíahastaloshuevos! perdón…me he dejado llevar jajajaj!
    Dejando a Ryan a parte; película visualmente espectacular,onírica e innovadora. Muy recomendable 🙂

    vir
    Responder
    • 19 Mayo, 2015

      Jajaja, sí, bueno, Ryan muy mono, aunque habla poco, eh!!

      Alf Bonzo
      Responder

Send this to friend