/ CORTOMETRAJES / La Guarida

La Guarida

Fiebre de Cabina on 28 octubre, 2018 - 1:53 pm in CORTOMETRAJES, Cortopilar 2018, FESTIVALES

Póster del cortometraje La Guarida la guarida La Guarida la guarida cortometraje poster

Crítica de La Guarida, un cortometraje de Iago de Soto

Título: La guarida. Año: 2018. Duración: 15′. País: España. Dirección: Iago de Soto. Guion: Joan Abelló (Historia: Joan Abelló, Iago de Soto).Reparto: Juan Carlos Castillejo,  Felipe García Vélez,  María Hervás, Juan Carlos López Agustino,  Mona Martínez,  Daniel Ortiz,  Pablo Vázquez.

La Guarida es un cortometraje realmente singular en lo que respecta a su factura y su propósito como obra cinematográfica. Este cortometraje, dirigido por Iago de Soto, parece una obra extemporánea, una rara avis difícil de encontrar en la escena del siglo en el que nos encontramos, dominado por las orgías de efectos especiales y lecturas sociales que adoptan el disfraz de cine de género de manera torpe y desgarbada. La Guarida nos retrotrae a esos años en los que España vivía los últimos estertores de la autárquica etapa franquista: guardias civiles, clientes del régimen, tímidos izquierdistas y entornos rurales que, por mucho tiempo que pase, van a seguir siendo feudos de la derecha más recalcitrante. Pero La Guarida cuenta con un elemento que hace de este cortometraje una auténtica obra de terror, la imposible convivencia entre la mentalidad rural y la urbanita, del estatismo y la defensa del pensamiento y las costumbres más atávicas del medio rural frente al aire fresco del cambio y la progresía que viene de la ciudad. Este contraste ha sido llevado al cine en cientos de ocasiones bajo el paraguas, primero, del género american gothic, y más tarde de una corriente cinematográfica más culta protagonizada por cineastas como John Boorman (Deliverance) o Sam Peckinpah (Perros de Paja). La España tardofranquista y su choque cultural con la progresía urbanita también fue retratada en nuestro cine por Javier Elorrieta en La Noche de la Ira, siguiendo un esquema parecido al del axioma del american gothic. Koldo Serra volvería por esos fueros en su ópera prima Bosque de Sombras antes de que Iago de Soto rodase La Guarida.

La Guarida cuenta como referentes las citadas obras, pero especialmente Perros de Paja y La Noche de la Ira son los títulos que hemos de tener en mente a la hora de encontrar las líneas directrices del cortometraje. Hemos indicado que, tras el visionado de La Guarida, se nos antoja que es una obra extemporánea y que rinde un homenaje a ese cine de contraste entre la brutalidad y la razón, representados por los regentes de un mesón llamado La Guarida y un duro agente de la guardia civil, por un lado, y por una joven actriz y esporádico viajero que se refugia de la lluvia en el restaurante, por otro lado. La acción arranca cuando los hechos que la desencadenan ya han transcurrido, abundando en la claustrofobia de saberse atrapados en la sinrazón y el salvajismo de una venganza que se va a resolver, inexorablemente, al margen de la ley. La claustrofobia mental y espacial es el factor determinante que marca la pauta de la angustia de los protagonistas. El pequeño espacio de La Guarida está bien aprovechado y cuidado con todo tipo de detalles que invitan a la inmersión en el lugar y la época. Afuera, la copiosa lluvia también aporta angustia y claustrofobia, convirtiéndose en un protagonista de excepción, un componente más del medio rural, incómoda e indeseable circunstancia para los urbanitas.

El equipo actoral de La Guarida ofrece unas sólidas interpretaciones, destacando, por su fuerza, la de Pablo Vázquez, María Hervás (Call TV) y Felipe García Vélez, sin dejar a un lado a los demás intérpretes. Luce con especial fuerza el papel de Pablo Vázquez como el guardia civil Matías, un oficial duro, expeditivo, símbolo de un tardofranquismo rural que sigue aferrado con nostalgia a un régimen que dejaba hacer justicia de manera tan sui generis como cruel. María Hervás tiene ese aire a victima de muchos títulos american gothic, una mujer vapuleada y cuyo final no promete ser para nada feliz, cosificada finalmente en el contexto de una venganza que la llevará a ser una víctima anónima. Con todo esto, La Guarida, en su conjunto, es una obra que raya la redondez y que logra sumergirnos en su historia con contundencia y desesperanza.

La Guarida ha sido nominado a los premios de Mejor Cortometraje, Mejor Dirección, Mejor Actor, Mejor Actriz y Mejor Maquillaje y Peluquería en el Festival Internacional de cortometrajes de Pilar de la Horadada (Cortopilar)

0 COMENTAR

Send Us A Message Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend