Oxygène póster

Oxygène (Oxígeno), crítica de la película de Alexandre Aja

Oxygène (Oxígeno). Año: 2021. Duración: 101 min. País: Francia. Dirección: Alexandre Aja. Guion: Christie LeBlanc. Reparto: Mélanie Laurent, Malik Zidi, Marc Saez, Eric Herson-Macarel, Cathy Cerda. Voz: Mathieu Amalric.

Oxygène (2021) es la segunda película producida por Netflix que reseñamos en nuestra web, y casi seguro que no será la última. Si hace poco publicamos la crítica de El Ejército de los Muertos, de Zack Snyder, ahora le llega el turno a la última creación del francés Alexandre Aja, un realizador muy admirado por los aficionados al fantástico. Netflix se va abriendo terreno en el apartado cinematográfico a base de fichar a directores prestigiosos, y la verdad es que la jugada no está saliendo mal a la luz de los resultados. Para esta ocasión, Netflix ha optado por un formato modesto pero efectivo, Oxygène es un ejercicio de angustia y claustrofobia, un thriller muy parecido al Buried (2010) de Rodrigo Cortés, una cinta con un corte muy parecido, pero de resultados mucho más interesantes por lo que a las posibilidades que abre el guion se refiere.

Oxygène crítica

El propio título de Oxygène revela el punto de partida de la película: Liz (Mélanie Laurent) se despierta en una suerte de cápsula de criogenización con evidentes signos de amnesia, no sabe qué hace allí, cómo ha llegado o cuál es su destino, lo único que sabe seguro es que, debido a una avería en la cápsula, los niveles de oxígeno descienden peligrosamente y no tiene manera de salir, su única compañía será la de una inteligencia artificial que responde al nombre de M.I.L.O. (la voz de Mathieu Amalric). A partir de este punto la intensidad dramática va in crescendo, sin que dejen de sucederse giros de guion y desconcertantes sorpresas que despistarán al público tanto como a la protagonista. Mélanie Laurent demuestra una versatilidad increíble soportando prácticamente sola todo el peso de la función y demostrando una enorme expresividad gesticular y física, a pesar del exiguo espacio donde se encuentra. La dirección de arte también aporta un valor añadido a Oxygène; si en Buried solo contábamos con un ataúd mondo y lirondo como decorado, la cápsula donde se encuentra encerrada Mélanie Laurent en Oxygène está construida con la lógica y coherencia que requiere la situación, con numerosos e ingeniosos gadgets que incluso le aportan un carácter orgánico a lo que se asemeja a un hipertecnificado ataúd; además, estos gadgets tienen un punto muy sádico, tanto en su funcionamiento como en su propósito, y es que el sadismo -aunque aquí se muestre en menor medida- es una marca de fábrica de Alexandre Aja. Y si hemos comparado a Oxygène con el Buried de Rodrigo Cortés, una analogía extra la encontraremos en Gravity (2013) de Alonso Cuarón y el personaje que interpreta la astronauta Sandra Bullock, perdida en el espacio y vagando de nave en nave. En Gravity también encontramos la claustrofobia y la ansiedad de Oxygène, aunque la primera goza de una hondura dramática más profunda y elegante.

Oxygène crítica

Lejos de participar de la comercialidad del terror y el fantástico en la que se encuentran otros realizadores mainstream, la carrera de Alexandre Aja (con solo 42 años de edad) en Hollywood ha sido muy comedida y siempre ha permanecido en los márgenes del horror sádico y el gore que caracterizaron el comienzo de su carrera en el cine de terror -dentro de la llamada nueva ola del cine de terror francés- con la cruenta Alta Tensión (2003); su anterior película, Infierno bajo el Agua (2019) fue un disfrutable ejercicio de serie B tan desprejuiciado como la ultragore e hiperbólica Piraña 3D (2010). En Oxygène, de retorno a la producción patria, volvemos a ver en acción a ese artesano que tiene claras dos premisas: una película de terror debe asustar, pero también debe entretener, debe aportar ese gozo horrorífico-orgasmático que están esperando sus espectadores, Oxygène es su película menos gore, pero a la que no le falta un ápice de suspense y emoción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here