/ Destacados / Psycho Raman (Rama Raghav 2.0)

Psycho Raman (Rama Raghav 2.0)

Alfredo Bonzo on 10 junio, 2018 - 11:22 am in Destacados

Raman Raghav 2.0 / Psycho Raman poster psycho raman

Crítica de Psycho Raman (Raman Raghav 2.0), una película de Anurag Kashyap

 

Título: Psycho Raman (Raman Raghav 2.0). Año: 2016. Duración: 133′. País: India. Dirección: Anurag Kashyap. Guión: Vasan Bala, Anurag Kashyap. Música: Ram Sampath. Fotografía: Jay Oza. Reparto: Nawazuddin Siddiqui, Vicky Kaushal, Sobhita Dhuliwala, Anuschka Sawhney, Mukesh Chhabra.

 

En una entrevista que  Anurag Kashyap, director de Psycho Raman (2016) concedió al autor de esta reseña, el realizador indio dejó claro que ésta no era la película que él hubiera deseado hacer, a pesar de estar plenamente satisfecho con el resultado. Kashyap pretendió filmar un biopic de la vida de Raman Raghav, el famoso asesino en serie que sembró el terror en la ciudad de Bombay durante la década de los 60. La falta de financiación para el proyecto hizo que virase en el tono de sus intenciones y realizara una parábola sobre la naturaleza humana, usando como punto de partida las andanzas de un imitador de Raman Raghav -de ahí el título original de la película, Raman Raghav 2.0-, interpretado por Nawazzudin Siddiqui, un actor que impregna a su personaje con un sarcasmo y una ironía salvajes y delirantes. El otro protagonista de esta parábola “cósmica” es el agente encargado de perseguirle, encarnado por Vicky Kaushal, un policía drogadicto y psicópata que se presenta como reflejo especular y complemento existencial del serial killer.

Psycho Raman con Nawazuddin Siddiqui psycho raman

Raman Raghav mantuvo en jaque a la policía de Bombay durante varios años, y aún presentándose ante los detectives como el perpetrador de varias de las muertes violentas que habían sucedido en la ciudad, la policía no le creyó. A su inconfundible rostro, surcado por una honda cicatriz a la altura de la frente, le acompañaba un poblado mostacho, ambos como signos distintivos de su perfil criminal. Pero incluso tenía como norma usar el mismo arma para perpetrar sus brutales asesinatos -normalmente motivados por pequeños hurtos que finiquitaba de forma expeditiva-, un barra de hierro curvada a propósito. En su fisicidad, la caracterización de Nawazzudin Siddiqui como Raman Raghav no puede ser más acertada, y aún el guión se permite escenificar un par de momentos cómicos cuando Raman busca el arma homicida perfecta.

Psycho Raman es una película llena de ironía. La posmodernidad del bollywood indio se fusiona con el noir occidental dando lugar a una película colorista y divertida, en la que hay lugar para la música, el humor y, por supuesto, para la narración criminal. Pero aún esta narración no desea ser gráfica ni escandalosamente visual; todos los crímenes -aún los que llegan a serlo solo en potencia- tienen un punto de humor muy macabro, a pesar de que esa violencia la vivimos oyendo los golpes secos de las barras de hierro sobre los cráneos de las víctimas. La fusión de códigos narrativos que Anurag Kashyap ha realizado en Psycho Raman le hace merecedor de un gran mérito: el de favorecer la accesibilidad del público occidental a una película con un ADN netamente india. Pero en ese ejercicio, Anurag Kashyap no ha embellecido Bombay ni ha ficcionado -como suele ser costumbre en un filme ambientado en la India- un bucólico fresco sobre las bondades de una cultura que se tiene por espiritualista. Todo lo contrario, el retrato que en Psycho Raman se hace de Bombay es el de una ciudad caótica, enérgica, desordenada, con un cuerpo de policía que ejerce la ley a su más caprichoso estilo, netamente noir.

Psycho Raman aka Raman Raghav 2,0 psycho raman

En uno de sus anteriores y más accesibles trabajos anterior a Psycho Raman, Gangs of Wasseypur (2012), Anurag Kashyap muestra un apreciable pulso para el cine negro. Aunque la línea argumental Psycho Raman es muy distinta, el realizador marca un ritmo incesante, desde los títulos de crédito que abren la película en un club nocturno hasta el cierre, violento y nihilista, Psycho Raman se sostiene sobre los pilares de dos personajes empáticos que, como el tándem de una buddy movie, están condenados a reconocerse como sangrientas almas gemelas.

0 POST COMMENT

Send Us A Message Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to friend