/ Cine Asiático / Yakuza Apocalypse

Yakuza Apocalypse

Alfredo Bonzo on 29 noviembre, 2015 - 10:07 am in Cine Asiático, PELÍCULAS

critica-de-yakusza-apocalypse-de-takashi-miike-poster-y-cartel yakuza apocalypse

Crítica de Yakuza Apocalypse, de Takashi Miike

Título: Gokudô Daisensô (Yakuza Apocalypse: The Great War Of The Underworld). Año: 2015. Duración: 115 min. País: Japón. Director: Takashi Miike. Guión: Yoshitaka Yamaguchi. Música: Kôji Endô. Fotografía: Hajime Kanda. Reparto: Yayan Ruhian, Rirî Furankî, Mio Yûki, Hayato Ichihara, Pierre Taki, Yoshiyuki Morishita, Riko Narumi, Denden, Tetsu Watanabe, Reiko Takashima, Shô Aoyagi, Lily Franky.

A quien haya tenido contacto con Takashi Miike en persona -y nosotros lo hicimos en el Festival de Cine Fantástico de Sitges 2015 con una senda entrevista que publicamos en esta web– le llamará la atención que Miike es una persona con exquisitos modales y con una carácter muy tranquilo. Esta actitud contrasta con la de una mente creadora que bulle en ideas y que es capaz de sacar de sí mismo al joven rebelde y rupturista que nunca dejó de ser. Con un ritmo frenético, aproximadamente dos películas al año, Takashi Miike es capaz de presentarnos a un enloquecido y sangriento asesino, como Ichi The Killer (2001), un abogado cartoon en Phoenix Wright: Ace Attorney (2014) o sumergirse en el género chambara  con el remake de la legendaria Hara-Kiri (2011), y citamos sólo tres títulos como muestra de una filmografía amplia en todos los sentidos, aunque formalmente Takashi Miike siempre haya bañado de hemoglobina sus películas y se haya mantenido dentro de los estrictos márgenes de la cultura popular japonesa. Yakuza Apocalypse: The Great World on the Underworld (2015) acompaña en tándem a As the Gods Will (2015) a las producciones que el realizador japonés nos ha traído del brazo en el año 2015, distintas en la forma y la temática.

critica de yakuza apocalypse de takashi Miike en el Festival de Cine Fantastico de Sitges yakuza apocalypse

Es en Yakuza Apocalypse: The Great World on the Underworld donde Takashi Miike se muestra más desquiciado y gamberro. El argumento de la cinta no es cuestión baladí, bizarrada en occidente, diversión desprejuiciada en oriente, afortunadamente las cosas están cambiando: el jefe yakuza Kamiura debe su invencibilidad a oscuros poderes del averno; tras una emboscada en la que es herido de gravedad transmite sus poderes a su leal Kageyama, un gángster sensible y educado al que no le queda más remedio que hacerse con las riendas de la banda y hacer prevalecer su autoridad en la ciudad evitando las vendettas y trampas de las bandas rivales, pero ahí no queda todo, hay enemigos sobrenaturales a los que Kageyama deberá hacer frente para salvar al mundo. Hemos simplificado el argumento para no desvelar las mil y un sorpresas que esta película tiene preparados, pero sí que es necesario revelar que el jefe Kamiura es un vampiro, ventaja situará a su clan yakuza en el ojo de mira y envidia de todos sus oponentes. Sin ser la primera vez que Takashi Miike utiliza un argumento tan desquiciado, la lógica de la narración se desmorona a mitad de la película dando paso a la locura fílmica y el desmadre, con un acto final que riza el rizo en cuanto a las expectativas que el espectador pueda poner en esta película, final que se rodó aprovechando el inminente desmantelamiento de un sector los Estudios Nikkatsu -donde el director ha rodado muchas de sus películas- y que Miike aprovechó para organizar un sonoro destrozo de los decorados.

critica de yakuza apocalypse festival de sitges 2015 con-Yayan-Ruhian-y-Hayato-Ichihara yakuza apocalypse

Yakuza Apocalypse: The Great World on the Underworld es un título que, obviamente, nada tiene que ver con aquella etapa clásica de Takashi Miike donde pudimos ver la citada Hara-Kiri (2011) y 13 Asesinos (2011), y aún menos con esa fábula oscura y preciosista de fantasmas japoneses que fue Over Your Dead Body (Kuime, 2013); lo último del director nipón se localiza  en la geografía del cine de acción, de la fantasía y del horror, aunque éste último término se use más para dar forma a un argumento que necesita de una excusa para llevarlo a la demencia más extrema. Entre el reparto se encuentra Hayato Ichihara, un joven actor japonés que va a sufrir la ensalada de golpes del actor indonesio Yayan Ruhian, visto en The Raid (2011) y The Raid 2 (2014). Yakuza Apocalypse: The Great World on the Underworld abunda en escenas de acción plagadas de sangre que Takashi Miike derrama sin complejo de culpa alguno, la raíz del género que hay detrás de Yakuza Apocalypse es la comedia, nada hay serio desde el principio al final y la propuesta de la película como fenómeno de entretenimiento queda refrendada por el guión de Yoshitaka Yamaguchi -también ayudante de dirección de Takashi Miike-. Yakuza Apocalypse pretende ser una película rupturista con la oleada de mangas y franquicias varias que pueblan la filmografía japonesa actual, títulos con una narrativa menos embrollada y unas motivaciones más diáfanas. En esta aventura vampírica de Takashi Miike -recordemos que Miike ya ha tratado sobre yakuzas en otros filmes anteriores-, el realizador imprime una visión del género matriz -el vampirismo- que se traduce en una pirueta posmoderna, arriesgada pero eficaz a sus objetivos, una parodia mezclada con cierto ánimo de deconstrucción donde observamos ciertas similitudes del protagonista con el atormentado Louis, “vampiro bondadoso” de la saga Entrevista con el Vampiro de Anne Rice; otro detalle interesante es el guiño a la comercial Van Helsing (2004) en la figura del cazavampiros que dará caza al jefe yakuza.

Yakuza Apocalypse: The Great World on the Underworld es en una cinta que los estómagos de muchos espectadores, aún aficionados al cine oriental, no están acostumbrados a digerir, es demencial, rápida y en ocasiones surrealista, pero la mitología en la que se apoya tiene  cimientos sólidos: la creatividad de Takashi Miike de una parte, y de otra una tradición y manera de hacer películas en Japón para la cual los occidentales parece que no estamos preparados, algo nos falta para llegar a los niveles de locura de Yakuza Apocalypse y de otras cintas de Takashi Miike, quizás sea porque no somos japoneses y no entendemos lo que nos quiso decir el bueno de Takashi Miike en la entrevista que le hicimos: “Yakuza Apocalypse es una locura pero es muy respetuosa”.critica de yakuza apocalypse festival de sitges 2015 yakuza apocalypse

0 POST COMMENT

Send Us A Message Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to friend