/ Cine de serie Z / The Room

The Room

Mark Novoa on 10 Agosto, 2014 - 12:11 pm in Cine de serie Z, PELÍCULAS
 
 the-room-poster-tommy-wiseau The Room
Año: 2003. Duración: 99 min.País: Estados Unidos. Director: Tommy Wiseau. Guión: Tommy Wiseau. Música: Mladen Milicevic. Fotografía: Todd Barron. Reparto: Tommy Wiseau, Juliette Danielle, Greg Sestero, Philip Haldiman, Carolyn Minnott, Robyn Paris, Mike Holmes, Kyle Vogt, Greg Ellery.

The Room o como sacar rédito de tamaña insensatez

El mundo se va a freír espárragos. No me refiero al del celuloide solo (que va por buen camino para ello), si no que todo en general se acabara yendo por el alcantarillado deficiente que tenemos por nuestras ciudades. Tras tantas tonterías de corruptelas políticas, leyes estúpidas y demás degeneraciones, todo esto dejara de importar un bledo en el momento que putos robots a pilas creados por Skynet, extraterrestres violadores nazis montados en dinosaurios y zombis coreografiados como en Thriller de Michael Jackson, nos ataquen a la vez. Todo se convertirá en un lugar baldío post apocalíptico y no quedara nada de nuestra cultura. Seremos subyugados y nadie recordara aquella época tan gloriosa de cine de mierda que vivimos ahora. ¡Más no todo esta perdido! De las cenizas de nuestra civilización se alzara el héroe definitivo, no uno de esos héroes tipo las películas de los ochenta y noventa que suben de nivel de experiencia con metralletas y reventando a cualquier cosa que se mueva, sangre o chille, no, me refiero a un héroe inteligente, pálido de cibercafé como un fantasma y delgaducho, que llevara el arma definitiva y el destino de La Tierra sobre sus frágiles hombros. Tendrá en su propia saca una cantidad inconmensurable de DVDS de dudosa calidad y procedencia con la única película que se pudo salvar de esta hecatombe global: The Room. Esa película la conseguirá emitir de alguna manera rollo pirata por todo el planeta y nos salvará de esta degeneración. Los robots se romperán como si hubiesen sido hechos en China, los extraterrestres implosionarán dejando un curioso mosaico de tripas de dinosaurios y órganos extraños fluorescentes y los zombies simplemente se convertirán en un gigantesco ñordo que abonara por generaciones nuestros huertos. Ese anónimo héroe sera nuestro nuevo Jesucristo y Tommy Wiseau nuestro nuevo Dios.Pero como eso jamás va a suceder, The Room siempre sera un excremento que taladrara nuestros corazones y nuestras almas.

Esta vez no voy a hablar de esas películas que tanto nos gustan por aquí con monstruos de goma de los de andar por casa, escenarios acartonados o efectos especiales de cuatro duros. Directamente os voy a hablar de una película mala por ser un despropósito pretencioso, con un guion apestoso hecho por un novato de 50 años y que tiene una increíble cantidad de “Missing scenes” desaparecidas del todo que no entiendes porque no las pusieron. ¡Eso si, de LAS APESTOSAS ESCENAS DE SEXO CON BALADAS DE COPYLEFT NO NOS SALVA NI DIOS!

the-room-TOMMY WISEAU The Room
Todo comienza con la historia de una ¿persona? Llamada Tommy Wiseau. Resulta que el bandarras de Tommy es muy reservado en cuanto a su vida privada de antes de penetrarnos con su película The Room por nuestras retinas, así que solo nos queda la palabra del otro tío que mas conoce a este hombre y al que iré poniendo en su sitio continuamente: Greg Sestero. Sestero dice que Tommy por lo visto nació en Nueva Orleans y vivió en Francia durante “mucho tiempo” bebiendo vinacho del malo mientras iba de pequeño gabacho Hitler bohemio. El supuesto actor Greg Sestero afirma en su libro The Disaster Artist (que pronto se convertirá en nuestra nueva Biblia o Coran) que Wiseau se trasladó a Estrasburgo cuando era un adolescente alocado y vivaracho, donde adoptó el nombre de Pierre y trabajó como lavaplatos en un restaurante de una punta de tenedor. Sestero afirma que un “joven” Wiseau fue injustamente detenido tras una redada de drogas en un albergue juvenil, y fue detenido y torturado por un período de tiempo indeterminado por la policía francesa, una experiencia traumática que le llevó a organizar un viaje de introspección personal a los Estados Unidos donde acabo viviendo con sus tíos en Chalmette, Lousiana. Después se mudo a San Francisco donde trabajó como estafador ambulante de juguetes que vendía a los turistas que paseaban por cerca del Muelle de los Pescadores (probablemente buscasen putas, pero acababan comprándole juguetes por su pinta de “Chulo Putas”. Hay que llevarse siempre bien con los proxenetas, ellos pueden ser tus mejores amigos). Sestero relata cómo los lugareños lo apodaban “El Hombre Pájaro” por sus juguetes de aves únicas que sólo triunfaban en Europa en aquel momento; este apodo le llevó a cambiar legalmente su nombre a Thomas Pierre Wiseau porque le dio la gana y punto. Un usuario en reddit sugirió abiertamente que la “W” puede estar relacionado con Wieczor, el apellido de una pareja en Louisiana que pueden ser los tíos de Wiseau, pero no he encontrado una clara confirmación al respecto. De acuerdo con Sestero, Wiseau ha trabajado en el área de San Francisco en una variedad de trabajos, incluyendo el de ayudante de camarero, prostituto (bueno eso no, pero como viste como uno de ellos puede ser factible) y celador en un hospital. También se creo en sus ratos libres una empresa llamada Calle Fashions EE.UU que vendía jeans para chicas jóvenes y chaquetas de cuero de contrabando coreanas a precios absurdos. Wiseau finalmente compró y alquiló grandes espacios comerciales en los alrededores de San Francisco y Los Angeles dándole finalmente la i

ndependencia económica que tanto anhelaba el muy bastardete.

Pero el Final Strike estaba por llegar. En en el 2013 en su autobiografía Disaster Artist, Greg Sestero relató que Wiseau le ofreció una serie de alocadas historias sobre su pasado en el transcurso de su más que extraña amistad de 15 años. Sestero afirma haber obtenido copias de los documentos de inmigración de Wiseau mediante la novia de su hermano, que revela que Wiseau era “MUCHO MAYOR” que él (Joder que lince de tío. ¿No le veía el corral de patas de gallo “to feas y na sexys” que tiene por la cara?) y que él nació en la década de 1950 en alguna parte del Bloque oriental de la Europa comunista. Algunos investigadores privados han planteado que Wiseau puede muy probablemente haber nacido en Polonia en base a los documentos encontrados en relación con la ascendencia de su familia. Eso explicaría porque habla tan de culo ingles.

Pero en realidad me importa un cojon de Autobot frenopático lo que afirmase Sestero en estado de embriaguez extrema, mientras alguien escribía su autobiografía en base a lo que el farfullaba. Tengo mi propia hipótesis sobre la vida de Tommy Wiseau y desde aquí digo que es la más acertada de todas (ya que como no se sabe nada realmente de él, me invento lo que me da la real gana). Si Tommy Wiseau cree que no es cierta, le emplazo en un cuadrilátero para hostiarle su artítrico culo de sexagenario en el lugar más cercano a mi casa.the-room-2 The Room

AGARRAOS QUE VIENE CURVAS

Tommy Wiseau nació en el planeta Cuchaio 5, cerca de la estrella de Beetelgeuse. Este planeta frondoso como un bosque caducifolio (todos sabemos a qué me refiero) tiene como forma de vida dominante a las cucharas que tienen a su vez como patrón de la moneda en vez de al oro, a la boñiga. Entre sus exportaciones se encuentra la incultura y la creación de tostadoras para los seres humanos. No sé si por azar del destino o para hacer un estudio de mercado, decidieron crear al ser definitivo por antonomasia: Tommy Wiseau. Parece ser que eran unos imbéciles y lo crearon con tantas deformidades y arrugas ranuras como al monstruo de Frankenstein (Dicen que la arruga es bella. Ver a Tommy por la película desnudo hace que te des cuenta de que es un refrán poco acertado) y eso se debe a su poco conocimiento sobre la biología humana. La misión de este infecto ser, era infiltrarse en el planeta e informar sobre el tipo más adecuado de tostadora para el ciudadano medio del planeta. Pero a los muy descerebrados se les olvido darle nociones básicas del idioma más internacional del planeta Tierra: el inglés. Hizo lo que pudo mientras empezó a experimentar el amor, la decepción, el hambre y demás sentimientos con los que no había sido programado. Pero pronto nos demostraría que la ebriedad de poder a la que estaba sometido no era nada comparable a la degeneración que provocaría su gran película, convirtiéndole en un Rey Midas de una dimensión paralela, de esos que todo lo que tocan se convierte en una deyección del Increíble Hulk.

Pero en el transcurso de su vida una conjunción cósmica en Aldebarán, uniría a estos dos pedorros para no separarlos jamás. Todo comienza cuando Greg Sestero, un aspirante a actor de medio pelo, se encuentra por primera vez con Wiseau en una clase de interpretación hace un copón de años. Sestero al principio se siente desconcertado por la técnica de mierda que tiene Wiseau al actuar, su apariencia física inusual (una especie de remedo entre un anciano friki melenudo survivalist rollo Wolverine que ha aceptado la caída de todo el sistema capitalista y un tío mas feo que pedirle dinero a tu padre amenazándole con una escobilla del váter llena de materia fecal, para pagarte así unos cuantos sobres del Hearthstone), su acento inidentificable y su comportamiento excéntrico, que incluye una fascinación por todo lo Estadounidense, pedir un vaso de agua caliente al camarero de turno para acabar no bebiéndoselo (vamos que lo hace por joder) y la negativa a hablar sobre su pasado. Al mismo tiempo, Sestero admira el entusiasmo genuino de Wiseau tanto para la vida como para la actuación. Los dos acaban formando un vínculo extraño (puede que homosexual) pero cariñoso en el cual Sestero se convierte involuntariamente en el nexo de unión con la realidad de Tommy Wiseau (ademas de hacerle a menudo de traductor). Mientras afianzan su amistad, Sestero comienza a pisparse de las muchas contradicciones de la personalidad de Wiseau.

the-room-1 The Room

Como Sestero acumula lentamente más créditos actorales (Todos de mierda), Wiseau comienza a ponerse celoso y desea por encima de todo ganar reconocimiento similar al que Greg Sestero esta acaparando vilmente. Después de ver El Talento de Mr Ripley, por primera vez, Sestero empieza a darse cuenta de la similitud de Wiseau con el personaje principal. Cuando Wiseau mira la película, en lugar de reconocerse a sí mismo, se obsesiona con crear una película tan potente como un sueño húmedo y además con temas similares. El resultado es el guión de The Room, que incluye un personaje llamado Mark (Marcos si la ves con subtítulos de Yulifero), llamado así por el actor Matt Damon que protagoniza la película anteriormente mencionada, cuyo nombre Wiseau había oído mal porque es completamente imbécil y no entiende bien el yanky.

Respaldado por un aparentemente interminable suministro misterioso de dinero (según Wiseau ganado por vender cazadoras de cuero falsas coreanas a incautos, según los demás por la venta de drogas), Wiseau desarrolla, produce, dirige y protagoniza The Room, a pesar de no tener ningún conocimiento sobre la realización de películas. El muy lerder aun teniendo 6 millones de dólares quemándole la bragueta, dispuestos a ser dilapidados en su absurda fantasía, no consigue actores de renombre y tiene que conformarse con los incompetentes que consigue la, pero que muy poco fiable, encargada del casting (se cuenta por las esquinas de Internet que el papel de Lisa fue ofrecido a Kaley Cuoco, pero prefirió hacer Big Bang Theory, en vez de esta mierda pinchada en un palo. Muy bien, casi hundes tu carrera. Bala esquivada). Las relaciones en el set de rodaje fueron un puñetero desastre por lo visto: la configuración para las cámaras de Wiseau requería dos equipos completos para operar, los “actores” se llevaban como el puto culo dentro y fuera del estudio, los guiones se reescribían en medio de las escenas, el montaje se convirtió en misión imposible (Exijo una estatua tamaño colosal para el tío que perdió la cordura editando el film) y en el último momento posible, Wiseau logra convencer a Sestero para unirse al equipo como uno de los principales actores, a pesar de que casi todo estaba rodado. Al final del rodaje, el reparto y el equipo, plenamente convencidos de que la película nunca verá la luz del sol, pierden su entusiasmo, dando lugar a actuaciones mediocres y errores técnicos que no se corrigen en la post-producción.

the-room-5 The Room

Sestero y todo el mundo que tenía que ver con este despropósito, al ver la película en la cartelera casi se caen inconscientes y se replantean durante mucho tiempo si llevar burkas para que no les reconozcan por las calles. Al final todo queda claro clarinete cuando ocho meses después, las portadas de las plumas mas eruditas de las revistas del celuloide confirman lo que ellos pensaban: Es Basura, la vapulean y la acaban llamando el Ciudadano Kane de la Caspa (ademas Wiseau llega a decir que Ciudadano Kane fue una de sus inspiraciones en The Room. ¿En donde se nota eso a lo largo del metraje? Ni puñetera idea) destronando al mil veces maldito Uwe Boll en el proceso.

Vale, fue un fracaso total pero consiguió algo que muy pocos podemos decir: Dirigir su propia película como le salió de los cojones. Es cierto que lo que sale de sus cojones es desidia, poco conocimiento en la escritura de un guion y un desconocimiento total de las convenciones cinematográficas más básicas del mundo, pero fue un héroe y cumplió su sueño, aunque al final fuese más una Pesadilla en Elm Street.

La película es una oda a la degeneración más sublime, al machismo mas exacerbado posible y al desconocimiento real del género humano en conjunto. En esta película el bueno de Wiseau intenta apuñalar (metafóricamente hablando) a todas esas mujeres que le dijeron “contigo no bicho”, que le abandonaron, que le arrancaron el corazón como si fuese un burdo Fatality de Mortal Kombat o que le metieron una patada en los testículos. Todas ellas por lo visto eran unas zorras y tienen una representación física en la película: Lisa. Es un drama humano de esos que te da la risa floja, que te hace replantearte si estás viendo un tele-film de sobremesa de Antena 3o algo más sórdido, que te hace preguntarte continuamente si esto va en serio o no, y que lanza continuamente mensajes contradictorios (la mayoría a través de los caretos de Tommy Wiseau). Es tan malo como un dolor de muelas o un desgarro anal y llega un momento en que te preguntas cuando van a actuar los actores, pero no, no lo llegan a hacer. Aunque son un poco excusables los actores porque todos eran supuestos profesionales de medio pelo, quien no tiene excusa alguna es Tommy Wiseau, que ha pisado tres escuelas de diferente calidad y procedencia para convertirse en actor (Podría haber contratado aRutger Hauer para darle clases, que ese tío sí que sabe actuar, no como el anciano melenudo hippie este), todo esto se debe a que no entiende ni pronuncia bien el yanky, a que no tiene ni puta idea de actuar ni de interpretar escenas ni diálogos que el mismo ha escrito de su puño y garra engarfiada, a la mas que censurable manera de rellenar constantemente los diálogos con su risita falsa de los cojones, a que no tiene ni puñetera idea de que un chocho no está precisamente a la altura del ombligo y multitud de degeneraciones mas. Resulta que como la cosa iba mal cuando este individuo estrenó la cinta y al ver que la gente se deshuevava de la risa ¡Decidió venderla como una “Comedia de humor negro”! ¡Y con Moraleja Final!

the-room-3 The Room

 ¿Pero cómo se llego a hacer famoso este pedazo de “Moncayito”? La cosa fue así: Edgar Wright (Bienvenidos al Fin del Mundo, Zombies Party, Arma Fatal, etc) junto a David Cross (Tobias Fünke de Arrested Development) se encontraron por lo visto este trozo de mierda buceando entre la caspa de alguna tienda de subcultura y vicio que pululan tanto por los USA. Cuando la vieron se quedaron flipando y decidieron ofrecérsela al mundo entero. Así pues, el último viernes de cada mes se hacen una sesión con los colegas de The Room (Tengo la duda si después de verla siguen siendo amigos suyos). Están tan obsesionados con el film que se montan un pequeño Show cuando se reúnen y han hecho una serie de reglas con las cuales ver la película de manera mas divertida que os recojo a continuación, y que he conseguido gracias a Viruete:

– SALUDAR SIEMPRE A LA GENTE que entra y sale de la habitación. Es el Leit Motive de la película y debemos imitarlo. No se os olvide que siempre con el “Oh Hi (nombre de persona, cosa y demás)” por delante. Es básicamente lo que sucede en la película, gente entrando y saliendo y diciendo la primera chorrada que se le viene a la cabeza a Tommy Wiseau.

– Abuchear a LA ZORRA DE LISA cada vez que abra su sucia bocaza.

– Gritar “CUCHARA” y lanzar una cucharilla de plástico cada vez que aparece un cuadro o una foto con una cuchara. La casa está llena de homenajes a sus amos de Cuchaio 5.

– DAR PALMAS siguiendo el ritmo de las horrorosas baladas que suenan en las escenas de sexo. Tened cuidado porque de dar tantas palmas (porque hay muchas escenas de sexo y son largas como un día sin pan) al final os hará daño en las manos y todo (True Story).

– Cuando los personajes se pongan a jugar con una pelota de fútbol americano (Como solo los machos pueden hacer), los asistentes se ponen a LANZAR GLOBOS a la gente que tenga a su alrededor.

– MACHISMO – Gritar “por puta” o “por guarra” o “mujer tenías que ser” cuando escuchamos alguna frase machista o comportamiento misógino. Esto es constante durante toda la película y hasta en las propias mujeres. Es deshuevante.

– CRONOMETRAR: Contar los segundos que se pasan mostrando las calles de San Francisco en insufribles escenas de transición y tararear la música de la intro de Padres Forzosos.

Parece ser que estas reuniones son un éxito, llegando a salir los invitados gritando frases memorables de Juanito como “YOU’RE TEARING ME APART LISA”, traducido algo así por Yulifero como “ME HACES FOSFATINA”, porque por lo visto la expresión que se usa en yanky, suena igual de mierder.

 

La historia empieza con Johnny (Juanito para que nos entendamos) un tío “Putamadre” que todo el mundo querríamos tener como amigo. En la dimensión paralela en la que vive, es un banquero a pesar de tener la melena del Rey León despeinado y tener un traje todo guarro, lleno de arrugacas (ya de paso podría plancharse el cuerpo ya que las escenas de Wiseau desnudo son de traca), tres tallas más grande que él y robado del ataúd de su abuelo (si veo un banquero así atendiéndome, me largo). Para demostrar su estatus en la sociedad, se casca frases como : “Hoy ha ido bien cariño. Tenemos un nuevo cliente… (pausa para intentar recordar el guión) en el banco. Ganamos mucha pasta gansa.”, o algo así, pero vamos, ya veis por dónde van los tiros. Juanito vive con su novia, una zorra implacable más caliente que los empastes de un Dragón Rojo, que solo le aguanta porque le da un tren de vida a todo trapo en un escenario pintado de rojo puticlub, relleno de atrezzo de vertedero, y con un juego de iluminación digno de una producción porno sórdida de los setenta. Ella considera que eso es living la vida loca. Pero la zorra de Lisa tiene otras aficiones aparte de hacerle creer que le quiere y gastarse todo el dinero que gana el bueno de Juanito en lo que le sale realmente de la entrepierna, como puede ser el follarse sin ningún sentimiento de culpa de por medio al BFF (Best Friend Forever) de Juanito: Marcos, ponerle verde delante de cuantas personas hablen con ella y solo para acabar de dejarte claro que efectivamente todos creen que es un tío “Putamadre” menos ella, que es una perra impávida. También anda entrando y saliendo de escena constantemente (siempre con la frase de Tommy Wiseau épica “Oh Hi Denny!” A todo el mundo le dice “Oh hi!”) un supuesto chaval de 18 años al que tiene medio adoptado y que le paga todos los gastos de su vida (el piso, la comida, ocio y demás), que como no es tan buen actor quiero pensar que trata de interpretar a un chaval de 13 años que no se pispa de nada en la vida, ya que si a cualquier persona le dices “Vamos a echarnos una siestaca “guiño” “guiño”, y tres son multitud “guiño” “guiño“, a nadie se le pasa por la cabeza entrar durante los preliminares en plan pelea de almohadas de gatitas solo por joder la marrana. Esto es comparable a la mala hostia que se te queda cuando te cortan la meada, así que o es un criajo o es un voyeur, en ningún caso me queda nada claro. Pero da igual, aunque este actor durante la película se muestre continuamente con un exceso de rollo pueril, tiene tramas de “mayores” como son sus problemas con los pagos de las drogas que se mete entre pecho y espalda y tal. Vamos que tonto tonto, mierda mierda y aquí el creador nos deja otro mensaje contradictorio ¿Es un puto crío o solo se hace pasar por un crío para gorronear a Juanito y levantarle las faldas a la zorra de Lisa? Ni puñetera idea, pero es bastante contradictorio, como toda la cinta en términos generales, ya que para haber vivido en la calle rollo homeless es bastante ingenuo el personaje. Después de darle una patada a Denny de la habitación, toca una escena gratuita de sexo angustiosamente eterna (no es la única, hay muchas más y peores aun), con una música de balada de baja calidad y estofa, mal rodada, mal iluminada y peor montada, con jadeos de postproducción incluidos que no aporta una puta mierda a la trama, ni siquiera la infumable extensión de la escena. Esta insufrible escena se ve gravemente empañada por la carencia de conocimiento de biología básica de Wiseau sobre la anatomía femenina, ya que el muy gilipollas se hace la picha un lío cuando aparentemente está penetrando a su novia por el ombligo, y me da que en esa zona no hay otra cosa por dónde meter el “Pirulo Tropical de Miko”. Pero rompo una lanza a su favor diciendo que él es un héroe de los de verdad e intenta hacer que Lisa no se aburra tanto en la cama, buscando nuevos sitios por donde darle lo “suyo y lo de su prima”. Por delante, por la boca y por detrás está muy visto, ¿por qué no probar por el ombligo o la oreja? Este tío es un pionero.
El resto de la película se basa en los problemas sexuales y no tan sexuales de esta pareja que no pega ni con “Superglue-3”. Marcos siempre está repitiendo su frase (como si fuese un disco rayado) de: “Juanito es mi mejor amigo, no puedo hacerle esto” para solo acabar poniendo a Lisa mirando para Corea del Norte. Y Juanito que es retarded como Tommy Wiseau, no se pispa ni por un momento de lo que está ocurriendo. Y por su parte la cabra loca de Lisa y su madre, están conspirando en las sombras para exprimir cuánto dinero puedan del pobre de Juanito,
¡Todas unas putas!
Se puede decir que hay unas “supuestas” tramas secundarias, pero ya os aviso que las que no son ridículas reciben un tratamiento ridículo, o simplemente las exponen y son olvidadas para siempre jamás. Las mas conocidas y despollantes son estas:
– Lisa y su madre pillan a dos “amigos” de la pareja magreándose en su propia casa (Porque Juanito es tan de “Putamadre” que va regalando copias de las llaves de su piso a cualquier idiota que conozca). Lo mejor es ver las caras de imbécil que pone el tío durante toda la película e incluso en esta supuesta escena de humor con tensión sexual inexistente mientras te das cuenta de que ninguno de los dos aporta nada al metraje. Superando lo anterior, y mejor aun si cabe, es el momento de cuando huye el imbécil de la escena del crimen, y la madre de Lisa le coge los calzoncillos que se ha dejado llenos de zurraspas para que lo vea todo el mundo. Lo peor es que siguen saliendo por la película los muy bastardos. Decadente.
– La madre de Lisa le confiesa que ya tiene los resultados de esos test médicos tan caros que tienen en los USA, y que han salido positivos: tiene un cáncer de mama en estado terminal. Lisa se lo toma muy bien y ni se inmuta. Parece no importarle una puta mierda que su madre este en fase de metástasis, y el tema también es olvidado durante el resto de la película. ¿Veis como era un cáncer terminal?
– A Denny (Oh hi Denny!) viene a darle una paliza un “rapper trapper” rollo “gangsta del barrio” con una pistola de atrezzo por un tema de drogas. Los protagonistas hacen de super héroes cutres improvisados, le quitan la pistola y como buenos ciudadanos que son, lo entregan a la pasma. Después realizan una estúpida escena “Dramática” (mas falsa que la interpretación de Tara Reid en Sharknado) donde se pasan como cinco minutos preguntándole “¿¡PORQUE LO HICISTES DENNY!?”. Obviamente, el tema de las drogas no vuelve a tener ningún tipo de secuela ni en el guión, ni en el personaje. Si creíais que le verías actuar tan mal su síndrome de abstinencia como los monos CGI del puto Reboot del Planeta de los Simios, estabais equivocados. Simplemente no lo hace.
– Llega un momento que le achacan a Lisa que haya dicho a todo el mundo que está embarazada de Juanito cuando es más falso que el hecho de que le den un Oscar a mejor actor principal a una Langosta Iraqui. ¿Donde existen esas escenas en las que dice eso? Directamente no salen en la película. Esto es desidia y lo demás tonterías.
– Juanito es tan de “Putamadre” que directamente es abstemio. Pero la zorra de Lisa le engaña a través de sus bizqueantes ojos y su voz monocorde. Le dice que si está enamorado de ella beberá un poco. Esto lo hace solo para luego decir que Juanito se emborracho y la acabo hostiando aunque sea otro de sus trucos rancios de pérfida mujer para deshacerse del buenazas de Juanito. ¿Tiene peso en la trama? Solo piensa que película estás viendo para contestarte.
– La escena de cuando compra una docena de flores para la zorra de Lisa en una tienda alquilada por segundos para el rodaje, es para alucinar. Es rápida, no tiene sentido y no aporta una mierda a la trama. Lo mejor es que, por lo visto, es el mejor cliente de la tienda, pero no lo reconoce hasta que se quita sus putas gafas de sol. ¿De verdad que no reconocías a un tío involucionado con pinta de sociópata gabacho con un traje que encontró debajo de un puente mientras escondía el cadáver de alguna Stripper que le dijo “contigo no bicho”? No hay mucha gente en el planeta con esas pintas de asesino en serie. Pa mear y no echar gota.

En definitiva este es el Santo Grial de la caspa que todos hemos buscado por afán por todas partes, y que te acaba enviando a un Universo Negativo de comentarios sin ningún sentido y escenas que no cuentan ninguna historia. Una cinta que no ha tenido necesidad de efectos especiales de becario, ni de cosas tan típicas de la serie Z para hacer que su trama sea aun peor. Una película tan mala que después de verla te puede importar un cojón de mono que haya un Apocalipsis global. Un ejemplo perfecto de que lo que no debes hacer cuando estas ebrio de poder y hasta los topes de droga y hecha por el tío ese que ves por las calles, te mira raro y crees que te va a atracar o violar. Una vergüenza de proporciones bíblicas imposible de describir. Aun así os la recomiendo ver encarecidamente porque jamás me entenderéis si no la miráis, pero aun me queda historia por contar.

Ya he hablado de Greg Sestero y su manera de ganar dinero, que no es otra que humillar a su supuesto amigo en un libro de 300 páginas en la que desgrana todas las barbaridades que hizo mientras estaba delante de su tocha. Pero Tommy, ay Tommy, el sí que ha llegado lejos. Durante años ha intentado vender una sitcom llamada The Neighbors, y no ha tenido mucho éxito. Pero hace poco declaro que en Septiembre de 2014 estrenaría su primer episodio, un episodio en el que podemos ver que sin ningún tipo de vergüenza posible ha convertido a la serie en una especie de “Roomxplotation” para venderla como algo chachi. Aquí os dejo uno de sus clips:

Mientras esperaba este momento, este elemento ha vivido dando charlas sobre The Room, haciendo alguna que otra mierda y siendo invitado a diversas proyecciones de su película donde todo el mundo se ríe de él, pero nunca con él.
Pero el Legado de The Room no acaba ni aquí, ni ahora, ni de esta forma. Tenemos videojuegos de aficionados que completan la trama de la película y que recomiendo que os lo juguéis SOLO si os veis el film:
http://www.newgrounds.com/portal/view/547307
Merchandising para todos los gustos y colores:
http://www.theroommerchandise.com/
Y el mismo Tommy Wiseau tiene una web para glorificarse a sí mismo, porque al fin y al cabo no hay nadie que le ame tanto como el mismo:
http://www.theroommovie.com/
En fin, como comentario final deciros que esta oda al cutrerio del cine de un tío con pinta de estrella de rock estrellada y a punto de morir de sobredosis, debe ser vista sin dilación, porque si no podría convertirse en un pecado capital el hecho de no hacerlo.
Tanto como al nivel de no haberte visto nunca Conan El Bárbaro de John Milius.

 

0 POST COMMENT

Send Us A Message Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to friend