/ Cine de serie Z / Hobo With A Shotgun

Hobo With A Shotgun

Mark Novoa on 20 febrero, 2014 - 10:23 am in Cine de serie Z, PELÍCULAS

Hobo-with-a-Shotgun-poster hobo with a shotgun

O como subir de nivel de experiencia con una escopeta.

Año: 2011. País: Canadá. Duración: 87′. Director: Jason Eisener. Fotografía: Karim Hussain. Guión: John Davies, Jason Eisener & Rob Cotterill (Argumento: John Davies). Música: Adam Burke, Darius Holbert & Russ Howard III. Reparto: Rutger Hauer, Molly Dunsworth, Brian Downey, Gregory Smith, Robb Wells, Mark A. Owen, Jeremy Akerman, Nick Bateman, Michael Ray Fox, David Brunt, John Awoods.

Maravillosa, brillante, una obra maestra… estas no son las palabras que leeréis en esta sección porque aquí no hablo de películas de Oscar, si no de películas de cenagal. Si pienso en la serie B, tengo la sensación de que siempre ha formado parte de mi vida. Me resulta imposible recordar cuando fue la primera vez… quizá porque cuando yo nací, había ya una tonelada de mierda rodada y montada.

Mejor sera que os acostumbréis.

Esto de ver cine suele evocar diversos sentimientos en lo mas interior de tu persona que no puedes calificar. En mi caso mis sentimientos son más oscuros de lo normal y suelo usar este tipo de cine para llenar ese oscuro vacio de mi interior, solo para acabar preguntándome porque narices lo he hecho. Bueno en realidad no me lo planteo, simplemente me siento y disfruto con los amigos de la película como solo los buenos amigos pueden hacer.

También suelo ser de esos degenerados que les encanta el cine que le hace “deshuevarse” hasta que le duelen las costillas. Podría verme una película de humor típica y tópica de Hollywood, pero soy un cabezón sin remedio y prefiero reírme a golpe de despropósitos y de argumentos sin sentido, que con una película mas “cerebral” o con un mensaje más complejo o social. Y por ello solo el cine de serie B o Z calma mi terrible y sucia sed.

hobo-with-a-shotgun-rugter-hauer hobo with a shotgun

Las películas a golpe de arma de fuego, suelen estar bien. Tampoco es que te esperes el guion de tu vida, pero al menos te puedes echar unas risas. En este caso puedo confirmar que fue una sorpresa mayúscula disfrutar de esta película, pero probablemente si no hubiese sido el protagonista un tío como el que pusieron como protagonista, jamas me hubiese planteado verla. No es que sea el tío buenorro de turno (aunque es más bien un chaval de póster nazi por eso de que es rubio y con ojos azules) pero hace que la película tenga mas profundidad y sentimiento de lo que jamas nadie en sus cabales podría llegar a imaginar.

También es por eso de que cuando era joven este hombretón era un Sex symbol como se podía ser en los tórridos ochenta.

Pero en este caso fue aun mejor, y el protagonista absoluto (y rodeado de perfectos desconocidos que no han hecho nada memorable) es el maravilloso Rutger Hauer. Podría extenderme paginas y paginas hablando sobre este maravilloso actor, que esta por encima del bien, del mal e incluso de lo neutral, pero no lo haré porque pienso hacer un post con sus logros y degeneraciones varias de su vida otro día, así que haré un breve resumen. Rutger Hauer es un actor versátil, no es de esos que utilizan un método común de interpretación, es mas de absorber al personaje, es mas aun, es de esos que le absorben incluso el alma al personaje, se convierte en el y lo disfruta antes de que pase por su sistema digestivo y acabe donde acabe lo que sale de Rutger Hauer. Supongo que hace estas cosas porque se siente vacio desde que paso una larga época en Amsterdan, ganando dinero como poeta bohemio (y todos sabemos que estos poetas sufren a saco y se sienten vacíos como Dexter Morgan). A Rutger le puedes dar el personaje que quieras que lo hará bien: de replicante Nexus 6 lo borda, de tío que se convierte en lobo en Lady Halcón (Lady Hawke, 1985) mejor aún, del hombre que maneja la riqueza de Bruce Wayne en Batman lo hace de muerte con sus matices y todo, que hace que me crea que es un soberano hijo de perra. Y le da igual lo que le eches encima, le pones en un biopic de la Madre Teresa de Calcuta y sera otra interpretación memorable que hará que recordemos con mas cariño a este achuchable actor bohemio.

la-sangre-de-los-heroes-con-rugter-hauer hobo with a shotgun

Es penoso que si te miras su biografía, suelan omitirse películas quizás consideradas casposas por los críticos como Yacimiento lunar (Precious Find, 1996), una película llena de fallos (se ve a menudo la pértiga con el micrófono) y mas típica de lo asumible, pero que brilla con luz propia gracias a la interpretación de Rutger. O La Sangre de Héroes (The Blood of Heroes, 1986) con un planteamiento similar a Mad Maxpero con un presupuesto aun mas austero (y hay que joderse ya que Mad Max se hizo con tres duros) y con un deporte estúpido como en Harry Potter en el que usan como pelota el cráneo de un perro para… no se la verdad.

Pero Rutger es el maestro de la interpretación definitivo, y le da igual acabar en películas de ciencia ficción con presupuestos de unos cuantos cientos de dolares, y eso que sabe perfectamente que la máxima del cine es que si haces una película de género con poco dinero suele ser mala, pero si haces una de terror, fantasía o ciencia ficción con poco dinero suele ser peor. Otros actores se echarían atrás, e incluso se ocultarían con un Burka por la calle después de hacer estas cosas pero Rutger no, para el es un reto diario.  Tampoco le importa comerse el sólito el 80% del presupuesto de esas películas para vivir a todo trapo, y verdaderamente le importa muy poco porque al fin y al cabo suele ser otro reto a tener en cuenta eso de cobrar un sueldo de cualquier tipo de esas películas.

Y seamos realistas, a él le gusta mas que a nadie los retos.

Siempre buscando nuevas formas de salir en pantalla y para que así nadie se olvide de su pétreo careto holandés, aceptó (el mismo dice que sin dudarlo) ser el protagonista de la película que estamos hablando:  Hobo with a Shotgun (2011). Traducida seria algo así como “Vagabundo con escopeta” y es la típica película en la que te esperas lo que va a pasar, osea un vagabundo trincando una escopeta y dedicándose a subir de nivel de experiencia matando gentuza. Pero esta película tiene muchos mas matices de los que se ven a simple vista, y aunque es gore y hasta a veces te da ganas de dejar de verla, hay una historia de fondo que puede llegar a emocionar a cualquiera.

hobo_with_a_shotgun-gore hobo with a shotgun

Con un sabor añejo de los de antes (con un tipo de estilo visual muy vintage), y un sonido que hace que parezca una película del año “catapumchimpum”, esta magnífica película se atreve valientemente con todos los géneros y degeneraciones audiovisuales que puedas imaginarte como el gore, el thriller, pulpos de goma echos en casa a la hora de comer por tu propio hijo, e incluso tener a los miembros de Daft Punk reventando “gente de relleno”, donde hacen una aparición mas decadente de lo que nos suelen tener acostumbrados (En serio no son ellos, pero como si lo fuesen).

Esta vez tome la decisión de que tenia que ver la película con mi novia. Si lo empiezo a pensar me pregunto como a día de hoy no me ha metido una patada en los cojones por hacerle ver este tipo de cine, pero creo que eso es amor verdadero y las cosas romanticonas de novela rosa o película de sobremesa no tanto. Para completar este emocionante momento de suciedad, también vi la película con el gato que tengo por casa, una especie de ente del mal blanco con diversos colores café por el cuerpo, el cual esperaba que al ver esta película se calmase varios puntos.

Pero evidentemente no fue así.

La película no empieza con una orgía degenerada de sangre en la que la gente muere descabezada y echando su sangre a surtidor sobre el asfalto. Seria lo esperado después de todo lo anteriormente comentado, pero tampoco tenemos que esperar mucho a que esto suceda. La película comienza con el protagonista, un Rutger Hauer con mas arrugas y sabiduría acumuladas que nunca, que llega en un tren a una ciudad sin nombre y poco atrayente para cualquiera, a ritmo de una banda sonora añeja y con un rotulo de Color by Technicolor para emocionarnos aun más. Es el típico vagabundo que va donde le lleve el viento, el tren o el autoestop y solo cuando deja entrever sus ancas de rana a los conductores absortos para que le suban de paquete. Hobo (el vagabundo sin nombre) se deja caer con su careto holandés en la ciudad de marras, en la cual cualquiera con dos dedos de frente se largaría rápidamente mas que nada porque se masca la tragedia por todas las esquinas posibles. Pero el no, el simplemente observa con arrugas de preocupación como se ostia a la gente, como un Santa Claus corrupto secuestra niñitas, o como una chica recibe una soberana paliza en directo, de su novio por supuesto. Hobo se resigna, mas que nada porque quiere ser un tío de provecho en la vida en vez de un deshecho social y nadie le va a joder en su propósito, mas que nada porque el pasa de todas esas barbaridades. Pero si aun creemos que no se han asentado los cimientos de esta gran película en los primeros minutos de decadencia absoluta, al momento sale el mafiosete de turno con sus hijos que se dedican a matar en directo y sin tonterías (nada de en diferido y simulado) a su “queridísimo tío” donde al fin se ve la tan esperada decapitación con un alambre de espino atado al coche y al cuello de la victima y con la consiguiente fuente de litros y litros de sirope de fresa, todo esto amenizado con una cualquiera bailando y duchándose con la sangre falsa, haciéndonos ver lo guarra que es. Pero el protagonista no hace nada de nada, solo observa la escena, se encoge de hombros y se va a hacer el homeless como solo el sabe: sin palabras, con una interpretación física en estado puro. Después de hacer un par de trabajos rollo Heracles pero a lo cutre y enfocándole con una cámara de video ochentera, este buenazas decide ayudar a una prostituta de buen corazón (como Erin Brochovich) que va a ser ostiada en un Arcade cualquiera (donde la gente por lo visto es asesinada y esnifa coca como si fuese harina del Mercadona), la cual acaba salvando con la única arma que tiene a mano en ese momento: Un calcetín lleno de calderilla de homeless, momento en el cual se gana la enemistad de la familia de mafiosetes gilipollas.

hobo-with-a-shotgun-nick-bateman-y-gregory-smith hobo with a shotgun

En este momento hago un pequeño paréntesis y os digo que en los Arcade, los frikis mandábamos y jamas hubiésemos permitido perversiones o gilipolleces de nadie mientras jugábamos al Street Fighter o al Dungeons and Dragons Shadow Over Mystara. Simplemente me parece ciencia ficción de la dura ver todas las cosas que hacen en ese lugar la gentuza, sin que los frikis les rajen como a un conejillo llorica.

Aunque tampoco nos hacían mucho mas caso fuera de esos lugares

Cuando sucede esta escena descubres la cruda realidad sobre la película y es esta: Rutger Hauer no tiene guion o no le hace caso. En el momento que salva a la  mujer “de afecto negociable”, suelta un comentario de la biblia al azar, (ese libro de fantasía escrito por cuatro colegas de Jesucristo) y no es el único comentario de esa índole, son todos, TODOS. Cuando la prostituta le invita a su casa a dormir le da un pijama con una especie de Teddy bear algo satánico y empieza a desvariar sobre la territorialidad y sodomía de los Osos Pardos, pero sin dejar de ser ni Hobo, ni Rutger Hauer, y haciendo una interpretación de Oscar que al acabar, solo te dan ganas de darle un abrazo de ídem. No exagero cuando digo que dice lo primero que le viene a la cabeza (como en, si, Blade Runner), pero aquí es donde reside la perfección y sabiduría del semidiós Rutger Hauer: todo lo que dice le queda niquelado en escena, aunque a la vez se este comiendo un bocata de mejillones en escabeche, o simplemente durmiendo en una cama blandita. Pero quiero que toméis aliento para comentaros el mejor momento de la película y es cuando le habla a los bebes de una maternidad sobre lo majos que son y sobre lo que le depara la vida en los USA, consiguiendo hacer su BEST ESCENA EVER , superando la famosa frase de las naves de mas allá de Orión de Blade Runner (1982) y superando además todo lo que hayamos visto hasta el momento de el, sobre el, o simplemente lo susurrado sobre su actuación.

hobo-with-a-shotgun-vagabundo hobo with a shotgun

De hecho esto no lo digo yo, el mismo Rutger Hauer lo ha confirmado, y yo me lo creo

Visto que cuando la gente en esa ciudad va a comprar el pan, que le ametrallen, revienten los sesos, le escupan y demás, e incluso te humillen por los lamparones de aceite en tu camiseta de la lata de mejillones (anteriormente mencionada) se convierta en su rutina diaria, Hobo que tenia un bonito sueño (comprarse un cortacesped para ser útil a la sociedad) decide posponerlo para comprarse una escopeta a precio de saldo para cargarse a toda esa gentuza que pulula por las calles como solo un Charles Bronson sin pelas y metafascista podría hacer. De hecho podría usar la vieja táctica (mejor dicho, rutina de todas sus películas) del Ejecutor Bronson de sacar un buen fajo de dinero de un cajero automático y pasearse por los barrios de peña de color (si, negros, pero soy políticamente correcto) para luego reventarles la cabeza cuando se acercan para pedirle la pasta, con su fiel pistola “Willie”. Pero Hobo es un personaje mas complejo y mas pobre, así que se dedica a apilar cadáveres de escoria social en cualquier esquina, mientras los padres y buenas gentes de la ciudad aplauden que mate a esa gente problemática aunque solo use un cartucho por víctima, y todos sabemos porque. Ademas se confirma que es un tío duro como el acero e incluso en las condiciones mas adversas posibles lo demuestra, sobretodo cuando le marcan los malotes con una navaja en su pecho “peludete” una palabra muy bonita e inspiradora y no sufre dolor alguno ni se cae inconsciente en el proceso.

En este momento es necesario hacer especial énfasis en la subtrama de fondo sobre la relación entre Hobo y la Prostituta. No es una relación sucia (que es lo que esperamos en esta película), ni una relación padre e hija ni nada así, es algo mucho mas bonito (más que la película en si) que hace que merezca la pena ver la película.

La cosa funciona bien durante un tiempo, en el cual Hobo mata a todos los que le miraban mal, insultaban, humillaban o había desplegado unas cuantas actitudes de moral mas que cuestionable delante de su “tocha” holandesa. La película podría haber acabado aquí, dejando al vagabundo como ganador absoluto de la película, y gestionando activamente su tiempo de actividad diaria subiendo unos cuantos niveles de recoge-cartones, pero no es así, los villanos de opereta de la película deciden dar el golpe definitivo, es la “Solución Final”. El Padre de los chavales mafiosos les da un buen consejo (como solo un padre de mierda podría hacer) para acabar con Hobo y es que Si la vida te da cuchillas de afeitar, hazte un bate de béisbol con cuchillas de afeitar(al fin y al cabo es otro de los muchos esclavos de la multinacional Gillette). Es un consejo pobre (como Hobo) y nada inspirador para nadie, pero estos chavales toman una decisión vital para el film. Van a golpe de la canción Disco Inferno del grupo Trammps y con estéreos de la misma época llevados encima del hombro como si fuesen la espada de Conan, y calcinan con un lanzallamas un autobús entero lleno de jóvenes infantes (pero no de los reales, si no niños normales)  para así chantajear a la ciudad para que maten a todos los vagabundos posibles, porque si no repetirán esta acción.

hobo-with-a-shotgun--con-Molly-Dunsworth hobo with a shotgun

En este momento pasaron varias cosas a la vez en mi casa, era como una extraña conjunción cósmica. Mi gato estuvo “chiquiteandonos” un poco por el sofá mientras intentaba escupir una bola de pelo, mi novia comento que Creía que los niños eran sagrados en el gore y que habían sobrepasado la linea, y yo me pregunte porque narices estaba viendo por tercera vez esta película.

Por supuesto después de lo de los niños, comienza otra degenerada orgía de sangre y vísceras planificadas por el demente director del film, esta vez contra los desamparados de la sociedad. Mientras sucedía esto me  pregunte porque en vez de matar vagabundos, no cogía toda la ciudad y colgaba a la familia mafiosa de los huevos, los colgaban de lo alto del campanario y los sodomizaban a navajazos hasta la muerte, pero creo que  entonces no habría sido tan divertida la película. Bueno podría seguir contando lo que sucede, pero baste decir que en el momento que crees que literalmente se ha ido todo a tomar por culo y que la película solo la salvan las interpretaciones de Rutger Hauer y la “chica de moral distraída”, aparece la versión chana y pedorra de Daft Punk, haciendo una aparición estelar como los Final Boss de la película, dándonos cuenta de que esos actores cunden mas de lo que cuestan.

hobo-with-a-shotgun-la-plaga hobo with a shotgun

Si lo que quieres es una gran interpretación (de varios actores solo, pero de ninguno mas), te gustan los escenarios acartonados, o los monstruos de goma de los de andar por casa en forma de pulpo (en serio no se que pasa en ese momento del film), esta es tu película. Si no es así, al menos puedes usarla para echar a la gente pelma de tu propia casa.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=ssHEAOrAdCU&w=560&h=315]

3 POST COMMENT

Send Us A Message Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 Comments
  • 20 febrero, 2014

    Excelente artículo!! La vi en la Semana de San Sebastián y suscribo cada una de tus palabras!

    Responder
    • 21 febrero, 2014

      Hobo with a Shotgun es una película imprescindible, y que encima cuenta con la presencia de Rugter Hauer. Creo que su director será reclamado pronto para hacer algo más grande.

      Responder
      • 21 febrero, 2014

        Yo tambien lo creo, y es mas, desde este momento pienso que volvera con mas fuerza que nunca. Con actores aun mas decadentes como Michael Dudikoff, Eric Roberts, Tim “eternamente secundario” Curry o mi favorito: Jesse Ventura. Aun asi es mas que recomendable verse Cine de Serie Z por las buenas sorpresas que te puedes llevar, y de paso descubrir que ese actor te gustaba tanto en los ochenta, ahora es un tio que hace esto o cine de sobremesa.

        Mark Novoa
        Responder

Send this to friend