/ FESTIVALES / Crónica Festival de Sitges 2018 (I)

Crónica Festival de Sitges 2018 (I)

Alfredo Bonzo on 8 octubre, 2018 - 1:04 pm in FESTIVALES, Sitges 2018

logo festival de cine fantastico de sitges 2018  Crónica Festival de Sitges 2018 (I) logo festival de cine fantastico de sitges 2018

Este año ya hemos pasado de un decenio que éste medio lleva asistiendo al Festival de Cine Fantástico de Sitges. Tras el amargo sabor de boca que nos dejó el certamen en su 50 aniversario, encaramos una nueva edición con más alegría ya que los títulos que se proyectan son, hasta ahora, mucho mejores que los del año pasado, al menos a estas alturas. Aunque hemos llegado con un día y medio de retraso estamos cogiendo un buen ritmo y os daremos cuenta de nuestra opinión sobre las películas que vamos a ir viendo. En esta primera crónica vamos a cubrir los títulos que hemos visto los dias 5 y 6 de octubre. Sucederán a ésta un puñado de crónicas más: Zoo, Clímax, Mandy, Aterrados, Apostle, Piercing,The night eats the world, American Animals.

Zoo, apocalípsis zombie y crisis de pareja

Arrancamos el festival con Zoo, cinta de zombies de bajo presupuesto y espíritu indie. Firmada por Antonio Tublen, el argumento de Zoo utiliza al género como contexto y desarrolla las peripecias de una de pareja en crisis y de su unión ante la adversidad y el aislamiento, donde encuentran las fuerzas suficientes para seguir adelante con su relación. La historia sale y entra del género zombie a conveniencia y se adereza con toques de drama, comedia y puro survival. Finalmente, se requeriría de una conclusión más espectacular para redimir a esta película que se alimenta del imaginario cultural de los muertos vivientes sin penetrar de lleno en las entrañas del género. Zoo empieza con media hora de retraso quizás debido a los vítores que obtuvo Cut of the Dead, la proyección anterior, una cinta japonesa también de muertos vivientes de la que todo el mundo tilda como la más divertida del festival. Ya corroboraremos la validez extremo porque aún quedan muchos días por delante.

ZOO, pelicula de zombies  Crónica Festival de Sitges 2018 (I) ZOO pelicula zombies

Clímax, fiesta con LSD de Gaspar Noé

Salimos pitando a la cola de Clímax, la nueva película del polémico Gaspar Noé. Ver una cinta de Gaspar Noé es apuesta segura; su estilo visual y excesivo son una deleite para los sentidos. Si su anterior obra, SEX, le apuntó como un cineasta que trasciende la mera incontinencia visual, en Clímax se hablaba de la existencia de una reflexión muy severa sobre la Francia de hoy en día. No nos defraudó en este aspecto, el argumento de Clímax es muy sencillo, un grupo de bailarines se reúne en un pabellón para celebrar una fiesta de navidad presidida por una enorme bandera de Francia que ocupa una pared entera. Alguien vuelca una cantidad industrial de LSD en un bol de sangría y los participantes de la fiesta empiezan a desvariar de una manera salvaje. La presentación de la película la realizó el propio Gaspar Noé y los protagonistas del filme -excepto la estrella Sofia Boutella– mediante la recreación de un baile desenfrenado al ritmo del tema principal de la banda sonora. Sí es cierto que existe un análisis radiográfico de muchos de los problemas del país de la Libertad, Igualdad y Fraternidad, pero éstos quedan apuntados con alfileres y son complicados de ver si el espectador no va sobreavisado para cazar al vuelo los escuetos mensajes que lanza el guión. Aún así ver una película de Gaspar Noé en pantalla grande siempre es una delicia, no decepciona en absoluto.

Clímax, de Gaspar Noé  Crónica Festival de Sitges 2018 (I) climax gaspar noe

Mandy, Nicolas Cage y Panos Cosmatos en su salsa

Arrancamos el lunes 6 de octubre con otro de los platos fuertes del Festival, la película de Panos Cosmatos, Mandy, protagonizada por un enloquecido Nicolas Cage. Es recomendable afrontar este título habiendo visto la anterior propuesta de Panos Cosmatos, Beyond the Black Rainbow. Aunque la temática es radicalmente distinta hay constantes en una y otra que harán más disfrutable el visionado de Mandy. Aquí vemos a un Nicolas Cage que está en su salsa: excesivo, hiperbólico, dominante, engrandecido por el estilo visual de Panos Cosmatos. Mandy es un vehículo donde actor y director se sienten muy seguros, una película hecha a medida que básicamente consiste en un cuento de hadas radicalmente postmoderno en el que se juega con muchos guiños al cine de los 80 pasados por el tamiz de la mente de Panos Cosmatos, cromáticamente exhuberante y narrativamente enloquecida.

Mandy dirigida por Panos Cosmatos y protagonizada por Nicolas Cage  Crónica Festival de Sitges 2018 (I) Mandy dirigida por Panos Cosmatos y protagonizada por Nicolas Cage

Aterrados, una buena propuesta de género

Desde hace unos años el cine fantástico latinoamericano se está dejando ver más que nunca en el Festival de Sitges. La creación de la Blood Window como plataforma para la introducción del cine de terror en el certamen está dando buenos resultados y podemos ver obras de indudable calidad, como la que nos ocupa, Aterrados, un película con elementos sobrenaturales que tiene todo lo que lo que un aficionado al cine de terror puede pedir: fantasmas, poltergeist, muertos vivientes, muy bien aderezados  para conseguir que el espectador permanezca clavado a su butaca. Aterrados es una producción argentina dirigida por Demián Rugna que se adentra en el mundo sobrenatural y fantasmagórico sin renunciar a sangrientas apariciones de muertos vivientes y a elementos más propios del horror que del terror. Fue una buena experiencia disfrutar de una película que cuenta con una producción más que digna y que consigue unos resultados muy notables.

Aterrados pelicula argentina  Crónica Festival de Sitges 2018 (I) Aterrados pelicula argentina

Piercing, el giro en la carrera de Nicolas Pesce

Hace dos años, el primerizo Nicolas Pesce estrenaba en una de las secciones menos multitudinarias la extrema Tears of my Mother, rodada en blanco y negro y exhibiendo imágenes de pura imaginería torture porn. Tears of my Mother tuvo un notable éxito en el festival, quedando como un título reconocido por los aficionados, que apuntaban a lo enfermizo de su argumento y a la crudeza de sus imágenes como los valores más destacables de la película. En esta edición se produce el estreno de Piercing, una obra diametralmente opuesta, una película en color que asume algunos de los códigos del cine giallo para crear una comedia negra en el que el sadomasoquismo es la espina dorsal de una enfermiza relación entre los protagonistas, Mia Wasikowska y Christopher Abbot. Si bien la película no cumple con las expectativas del público por ser tan dispar a su ópera prima, es un entretenimiento disfrutable pese a estar a años luz del talento exhibido en Tears of my Mother. Quizás la pudo dirigir cualquiera pero el uso de temas de bandas sonoras de giallo y de otras referencias al género son valores que, como poco, hay que valorar positivamente.

Piercing de Nicolas Pesce  Crónica Festival de Sitges 2018 (I) Piercing de Nicolas Pesce

The night eats the world, zombis de autor

The night eats the world, o su título en francés, La nuit à dévoré le monde es una película de género zombie basada en la novela homónima de Pit Agarmen. La eclosión de “género Z” en todo el orbe está dando lugar a muchas adaptaciones que tienen un resultado mejor o peor. En el caso de The night eats the world hemos de destacar una propuesta valiente y minimalista, casi autoral, sin necesidad de subterfugios sanguinolentos o excesos de acción, la propuesta es angustiosa y claustrofóbica, existencialista por la vivencia del protagonista, única persona viva en un París silencioso y sucio, arrasado por la plaga de los muertos vivientes. The night eats the world va a tener recorrido pero no va a ser un título demasiado señero dentro de la imaginaría zombie, habida cuenta de la decadencia en la que se encuentra sumido el género, con sus ideas agotadas. Esta película no descubre nada nuevo pero ofrece una forma distinta, una narrativa diferente que choca de frente contra los excesos a los que estamos acostumbrados.

The night eats the world pelicula de zombies  Crónica Festival de Sitges 2018 (I) The night eats the world pelicula de zombies

Apostle, paganismo marca Netflix

Todos recordamos a Gareth Evans por la dirección de una de las sagas de artes marciales más potentes de los últimos años, hablamos de The Raid, editada en nuestro país como Redada Asesina. Los que hemos seguido de cerca esta saga no podríamos esperarnos que Gareth Evans abandonara tan pronto el cine de acción y se lanzase a la producción de una película como The Apostle, una producción de Netflix que combina el horror cósmico, la temática pagana, el thriller y las sectas. Bueno, pues tamaña decepción nos hemos llevado, no por el abandono de la línea que el realizador llevaba hasta ahora sino por la chapuza de película que hemos visto. En primer lugar nos hemos encontrado con un guión deslabazado e irregular, una puesta en escena que solo tiene sus mejores momentos en el principio de la película para luego caer en un tedio visual únicamente animado por gratuitas explosiones de violencia muy gráfica. El argumento del horror cósmico, que podría dar mucho de sí se resuelve de manera torpe y, en definitiva, The Apostle se nos presenta como una película muy mediocre que no hubiese necesitado a un realizador de primera fila para ser dirigida. Aquellos que ven a Netflix como la gran esperanza del cine fantástico deberían analizar con más cuidado las películas que produce la plataforma digital y buscar más en ellas la esencia del cine de verdad que un vehículo de entretenimiento.

The apostle, de Gareth Evans  Crónica Festival de Sitges 2018 (I) The apostle de Gareth Evans

American Animals o como hacer un falso documental

Bart Layton ya dirigió otro falso documental llamado El Impostor. Si aquel estaba inspirado en hechos reales, American Animals no, y lo advierte al principio de la película. Aquí Layton juega con dos falsos documentales realmente, el que se refiere a la dramatización de los hechos, protagonizada por estrellas como Barry Keoghan y Evan Peters, y las supuestas declaraciones de los auténticos protagonistas del robo que relata la cinta, interpretados por actores menos conocidos. A pesar de esta vuelta de tuerca a la fórmula del falso documental, la propuesta no logra emocionar a la audiencia, creando una incómoda sensación de déjà vu. Es interesante volver a reformular las premisas que han llevado una obra al éxito pero quizás American Animals peque de no contar con la originalidad de su película antecesora. ¿Interesa al público español el ansia de notoriedad que tiene el ciudadano americano? ¿o la búsqueda del sueño que les hará a todos millonarios en abrir y cerrar de ojos? Al que suscribe este artículo desde luego que no.

0 COMENTAR

Send Us A Message Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend