Mientras Duermes


mientras duermes poster

Año: 2011. Duración: 107’ País: España. Director: Jaume Balagueró. Guión: Alberto Marini. Música: Lucas Vidal. Fotografía: Pablo Rosso. Reparto: Luis Tosar, Marta Etura, Alberto San Juan, Petra Martínez, Carlos Lasarte, Pep Tosar, Amparo Fernández, Oriol Genís, Iris Almeida

La fijación que el realizador leridano Jaume Balagueró tiene por la maldad congénita es una constante en sus películas. Desde su impresionante ópera prima Los Sin Nombre (1999) hasta su último film Mientras Duermes (2011), pasando por los zombies que transmitían el Mal a base de mordiscos y escupitajos de pus en las dos entregas de Rec ([Rec], 2007 y [Rec 2], 2009), la maldad es el eje vertebrador de su obra. La oscuridad ha sido también otra de sus constantes hasta la realización de Mientras Duermes, donde ofrece una película luminosa, un giro aperturista en pos de mayor audiencia en el que no ha renunciado a sus señas de identidad. 

Luis Tosar es César el portero de una finca –que curiosamente se parece a la de Rec- con tendencias psicopáticas que se obsesiona con guapa y alegre Clara (Marta Etura). Odiándola y deseándola a partes iguales, no cejará en el empeño de hacerla la vida imposible, llegando incluso a drogarla para dormir con ella. César comparte sus actos criminales con su anciana y enferma madre, que es partícipe de las tropelías desde la cama de su hospital para horror suyo.

Sin duda son Luis Tosar y Marta Etura los ejes sobre los que gira esta película. La interpretación de ambos actores –pareja en la vida real- es la clave con la que Balagueró vertebra la historia. Sidefinimos a un psicópata como aquella persona que no empatiza con el dolor de los demás, el personaje de César encajaría con esa definición: una cara amable de cara al exterior, hipócrita en ocasiones, mientras que la capacidad de hacer daño va conociendo cada vez menos límites. No sólo recurre al acoso, la violación y el asesinato sino que cuenta con su madre inválida como mudo oyente de sus correrías; en un acto cruel e hipócrita, convierte las visitas al hospital en sesiones de tortura psicológica. Clara es el retrato de una chica joven, guapa, triunfadora, moderna, un objeto de deseo para César, que sabe que nunca la poseerá y por tanto elige destruirla. En este duelo interpretativo Luis Tosar sale mejor parado que Marta Etura pero hay que tener en cuenta que el papel de Tosar tiene más profundidad y consigue más empatía con el público, aparte de que está presente más de la mitad de los planos de la película. Tosar se va convirtiendo en un experto en papeles de malo, y tras el papel de narco en Miami Vice (2006) creó uno de los villanos más duros del cine español en Celda 211 (2009), aquel presidiario que no tenía nada que perder, Malamadre. Por su parte, Marta Etura ha comenzado una prometedora carrera en títulos poco convencionales que comenzó con la mencionada Celda 211, a la que siguió Eva (2011) y cuyo próximo proyecto se encuentra vinculado al director fantástico Juan Antonio Bayona.

Balagueró ya es experto en utilizar espacios pequeños. La planificación de las escenas, todas en sitios cerrados y habitaciones pequeñas, está cuidada al detalle dotando a la cámara de una presencia física ejecutando travellings, planos elevados, primeros planos y todo tipo de piruetas con tal de dar al espectador información detallada de lo que está sucediendo. El componente físico de los protagonistas adquiere mucha importancia en la historia; los personajes tienen mucho contacto físico y realizan numerosas escenas semidesnudos. Las escenas de duchas, cambios de ropa o el uso de cremas y cosméticos son alicientes morbosos que ofrecen pistas sobre las verdaderas intenciones de César, el acoso es sólo un medio para conseguir lo que él quiere. Mientras Duermes es un thriller, un film de suspense, pero ante todo es una película que habla sobre el deseo y la posesión carnal. Finalmente César logra poseer todo lo que quiere de Clara y al tiempo la desposee a ella de todo que tiene y puede llegar a ser.

Lo peor de Mientras Duermes es que durante su visionado hay un constante tufillo a comercialidad. La película tiene obstáculos que afectan a su credibilidad. Son detalles poco realistas pero que hacen avanzar la historia, resolviendo de forma absurda algunas de las escenas. Aquella en la que el novio de Clara encuentra bajo la cama una bolsa con un cuchillo, una sierra, cuerda y un diario, a la vez que sorprenden a César deambular a su gusto por el piso; una situación que hubiese alertado sobre las intenciones de César a cualquiera con dos dedos de frente, más si Clara ha sido objeto de un intenso acoso “por alguien de ese edificio”. Lo lógico es llamar a la policía, policía que, por otra parte, se muestra poco vehemente a la hora buscar sospechosos del asesinato que ocurre posteriormente. Un simple análisis de las heridas en una autopsia -sucia y morbosa autopsia comola que Balaguerónos muestra en Los Sin Nombre- nos habría desvelado que el pretendido suicidio del fiambre fue en realidad un asesinato.

Balagueró ha dado un giro y un empujón simultáneamente a su carrera, no cabe duda, ahora queda esperar a [REC4], la próxima entrega dela saga REC que dirige en solitario y veremos si el cineasta ha renunciado definitivamente a la oscuridad o seguirá explorando terrenos más luminosos. De cualquier manera, su consagración ya ha tenido lugar y ya no hay nadie que lo dude dentro de la industria cinematográfica española.

Copyright © FiebredeCabina
About these ads

7 comentarios

  1. [...] con el estreno en el Festival de Cine de Sitges 2011 de la última película de Juame Balagueró, Mientras duermes, el cineasta recibirá el premio homenaje del festival, La Máquina del [...]

  2. [...] (1994), pasando por su primer e inquietante film Los Sin Nombre (1999), hasta su última película Mientras Duermes (2011), recientemente estrenada. Para el autor, uno de los grandes méritos de Balagueró ha sido el aunar [...]

  3. Mientras duermes me parece una gran película, pero echo un poco de menos al retorcido Jaume Balaguero de sus primeros cortos.

    1. También creo que Balagueró ha dado un giro a su carrera y va abandonando escenarios más tortuosos para convertirse en un creador más mainstream. A ver si hay suerte y nos hace alguna que vuelva a sus orígenes.

  4. Una de las pocas que tengo ganas de ver. El otro dia estuve a punto, entre en el cine y todo, pero segun estaba esperando a que me dieran una coca cola de esas que parecen un tanque. Sono el movil y cagando leches al aeropuerto. Yo y el cine español me da que seguiremos irreconciliados. Cosa que me da que le trae al pairo. Saludos

    1. jajaja, vaya mala suerte, bueno da otra oportunidad a la peli que tiene muchos elementos de cine clásico de suspense y me da que te va a gustar. Desde Frágiles andaba a la gresca con Balagueró porque me daba que hacía películas muy facilonas pero creo que me estoy reconciliando con él y voy a echar un vistazo a su filmografía pasada, sobre todo a mi favorita, Los Sin Nombre. Saludos!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 319 seguidores

%d personas les gusta esto: