The Dead Girl


the dead girl

 “No hay nada más dañino para la trama metafísica que nos une que un asesinato”

(Detective Anderton en Minory Report)

Tras cuatro años después de su primer film Blue Car (2002) en el que su realizadora Karen Moncrieff se sumergía en los infiernos del desarraigo familiar, llega The Dead Girl (2006), una auténtica muestra de cine independiente hecho desde las vísceras. Tomando algunas de las claves de su primera obra, Moncrieff construye una suerte de caleidoscopio en torno al cadáver de una chica asesinada por un serial killer. Dividida en un primer fragmento de introducción y  cinco historias, todos los personajes de la cinta aparecen conectados, de un modo u otro, con la chica muerta, aunque las almas de estos personajes están abocadas a un vacío existencial que palidece ante la brutalidad del crimen con el que todos se hayan relacionados. A modo de efecto mariposa, la desaparición y muerte de la protagonista (la malograda Brittany Murphy) resulta fatal para la vida de los protagonistas, perturbando sus vidas hasta extremos indecibles y removiendo las dependencias emocionales más complejas y enfermizas.

La extraña

Arden (Tony Collete) encuentra el cuerpo de la chica. La publicidad suscitada por el descubrimiento le genera una vía de salida para escapar del control de su abusiva madre y establecer una extraña relación con Rudy (Giovanni Ribisi).

La hermana

Leah (Rose Byrne), una estudiante de anatomía forense se encuentra en una difícil encrucijada: por una parte la presión de su madre (Mary Steenburgen) para que conserve la esperanza de que su hermana desaparecida hace años regresará a casa y su propio anhelo de seguir adelante con su vida.

La esposa

Ruth (Mary Beth Hurt) es una mujer atrapada en una intensa relación amor/odio con su marido, Carl (Nick Searchy). Un terrible descubrimiento sobre su conexión con el asesinato de la chica le obliga a hacer frente a lo que creía saber acerca de él… y de ella misma.

La madre

Melora (Marcia Gay Harden), la supuesta madre de la chica asesinada busca a su hija fugada. Con ayuda de Rosetta (Kerry Washington), la única amiga de su hija, se enfrenta a una serie de revelaciones que cambiarán el curso de su propia vida.

La Chica Muerta

Brittany Murphy interpreta a Krista, una chica veinteañera de gran magnetismo, hiperactiva y autodestructiva, pero con un marcado matiz inocente y pueril. Con ayuda de Tarlow (Josh Brolin) sueña con mejorar su vida y ser una buena madre para su hija, pero el trágico crimen quebrará un sueño ya de por sí imposible.

Alejada de los denuncia social de la América profunda que vimos en An American Crime (2008), The Dead Girl viene a ser un zarpazo hardcore a las realidades suburbiales que ya atisbaba el drama teen inspirado en la obra de  Dostoiyeski, Crimen y Castigo:  Asesinato en Suburbia (Crime and pusnishment in Suburbia, 2000) relataba la marcha de una sociedad de familias disfuncionales, un espejo donde parte del país más poderoso del mundo pudo ver la miseria humana que pululaba en los lujosos barrios y modernos institutos. The Dead Girl toca gran cantidad de escenarios, desde el motel de carretera hasta la burguesa casa de clase media, pasando por una morgue o un centro comercial. Todos ellos sirven como de telón de fondo para desmontar las conciencias de sus pobladores en pos de un vacío y una soledad que se antoja irremediable.

La fotografía de tonos pardos crea un ambiente irrespirable y opresivo. Incluso las escenas rodadas en el campo, a plena luz del día, contienen ese matiz de frustración y soledad que se ve más acentuado en el episodio que se desarrolla en un almacén guardamuebles. Así, el buen hacer de la realizadora tras la cámara nos hace pasar del patetismo a la esperanza y de la esperanza al desaliento.

Todo el elenco de actores se maneja con pie firme en esta producción. Aparte de los nombres ya mencionados no pasa desapercibida la ira contenida de Mary Beth Hurt, la desesperación de Marcia Gay Harden, la frialdad de  Nick Searcy  o la chulería de Josh Brolin, todos ellos poniendo los puntos sobre las íes de este rompecabezas existencial.

En esta joyita de cine indie los personajes rondan como buitres el cadáver de la chica,  buscando satisfacer sus maltrechos egos, enseñando una lección, si quiere verse moralizante,  que cada espectador debe interiorizar como ejercicio de lectura de sus deseos y frustraciones.

About these ads

2 comentarios

  1. IsabelCorral · · Responder

    Quiero verla!
    Me gusta el post, tienes alma para contar y entrelazar historias y describir personajes.. genial
    .. sigue compartiendo.. ;)

    1. Gracias Isa. Como me has animado, ahí va una nueva entrada…Sunshine. También puedes suscribirte al blog; imagino que te avisará cuando se aactualice.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 319 seguidores

%d personas les gusta esto: